Lipofilling


El lipofilling es una microcirugía que se basa en la transferencia de las células adiposas de una parte del cuerpo a otra parte parte, mediante inyecciones.

Esta técnica empezó a utilizarse hace ya más de 15 años. El problema es que cuando se empezó a utilizar lo único que se desplazaba de una parte a otra era la grasa y esto no producía un resultado demasiado óptimo, ya que con el paso del tiempo se ha descubierto que lo que hay que trasladar son las células adiposas.

La idea es pasar estas células, por ejemplo a la zona de la cara donde estén más marcadas las arrugas e inyectarlas haciendo que se rellenen dichas arrugas y además mejorar así la apariencia de la piel.

Las células adiposas se regeneran ellas solas, lo que las permite adaptarse en su nuevo espacio rellenando la zona.


El proceso es el siguiente:

Las células adiposas se extraen de las zonas donde más abundan como por ejemplo de los muslos (parte interna) o de la parte interna de las rodillas o también del abdomen.
Se pincha con una pequeña aguja y a través de una incisión de aproximadamente 0,4-0,5 cm se rellena la jeringuilla. Estas pequeñas heridas no necesitan ningún tipo de curación ya que son como las de un pinchazo normal que a los pocos minutos ya presentan su pequeña costra.

Las ventajas de esta microcirugía son lo más llamativo. Al ser una transferencia de las células de un mismo individuo no puede presentar ningún tipo de alergia o reacción adversa a diferencia de otras formas de relleno como la silicona, por ejemplo.
Además, carece de efectos secundarios y no deja ningún tipo de cicatriz ni de mancha.

Cirugía estética,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *