Llega Eclipting, la coloración del pelo personalizada

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter2Share on Google+0

eclipting
Afortunadamente, en belleza, se van introduciendo novedades y nuevas técnicas. Y, en esta ocasión, llega para el cabello con eclipting. Un término que alude a una coloración personalizada, que permite sacar lo mejor del pelo y de las facciones de cada persona, apartando además una mayor luminosidad.

Las claves

La técnica de eclipting tiene que hacerse en una peluquería o centro de belleza especializado porque no es algo sencillo, ya que se trata de ensalzar los mejores rasgos de cada mujer haciendo uso de la coloración.

En concreto, este método o técnica consiste en enmarcar el rostro a través de contrastes de colores que se adaptan a las facciones de cada mujer, además de emplear pigmentos acordes al tono de la piel y del color de los ojos. En realidad, se tienen en cuenta todos los rasgos de la cara de la persona. A todos estos componentes se suma además el juego que tiene que realizar el estilista con las luces y las sombras para iluminar la parte que se desea del rostro.

Con este sistema se permite potenciar la belleza de cada mujer, siendo posible, por ejemplo, enfatizar los ojos o la mirada, suavizar facciones, crear el efecto óptico de un cabello con volumen…

eclipting

Coloración

Para conseguir estos resultados, en primer lugar se debe realizar el corte de pelo que más favorezca a la mujer para luego dar unos reflejos en las zonas clave. Luego hay que aplicar las luces y las sombras en el cabello, lo que se realiza dividiendo el cuero cabelludo en varias secciones. Una de ellas es en la coronilla y, a partir de ahí, se generan otras en la parte frontal, laterales y posterior. En esta última se debe aplicar un color base desde la nuca hacia la coronilla, que debe ser igual que el de los laterales.

En la parte frontal, se tiñen solo unos determinados mechones con un toque más oscuro que el color base para seleccionar a continuación las partes de cabello para aportar luz. En esta zona se emplea una técnica de coloración que es diferente a las que hasta ahora se han venido utilizando, ya que se cogen los mechones y se retuercen para conseguir un efecto tridimensional en el color. Finalmente, la zona de la coronilla se divide en cuatro cuadrantes, teniendo que hacer un tinte degradado desde el inferior hacia arriba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *