Lograr una manicura nude perfecta


Si queremos lucir una manicura que embellezca nuestras manos, pero que además podamos lucir en cualquier ocasión, ya sea profesional o personal, lo mejor es decidirnos por la manicura nude o manicura natural, que tiene además la ventaja de que puede ser combinada con cualquier prenda de vestir o complemento, por lo que te ayudará a que imagen se vea siempre perfecta.

Esta manicura también es una buena opción cuando tienes los dedos cortitos, y te gustaría alargarlos, ya que el efecto óptico los afinará y, por tanto, los alargará, además de permitirte que los anillos y otros accesorios que luzcas en las manos sean mucho más visibles que si llevaras un color más intenso.

Para que quede perfecta, lo primero que debes hacer es limar tus uñas y darles una forma ligeramente ovalada con la lima, lo que contribuirá a hacer que tus dedos se vean más largos.

A continuación elimina cualquier resto del esmalte anterior. Es importante que lo hagas minuciosamente, sobre todo si anterior4mente has utilizado una laca de uñas de un color muy intenso. Si con el quitaesmalte no basta, puedes usar un palito naranja para eliminar cualquier resto. El siguiente paso es introducir las uñas en un poco de agua tibia con glicerina durante unos tres minutos y después masajéalas con agua con un poco de azúcar. De este modo las exfoliarás, consiguiendo que la superficie quede totalmente suave. Termina aclarándote las manos con agua tibia.

Si tienes miedo de salirte al aplicar la laca de uñas, puedes marcar los límites con celo transparente. A continuación aplica dos capas de esmalte nude, asegurándote de que la primera está secan antes de aplicar la segunda y termina con un protector transparente que dé brillo y haga tus manos aún más atractivas. Si no sabes bien qué tono utilizar, el mismo de tu base de maquillaje quedará perfecto en tus manos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *