Los concursos de belleza

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


¿Quién no ha soñado alguna vez de niña participar en un concurso de belleza? En contra de lo que muchos creen, un concurso de belleza no solo se centra en unos determinados atributos físicos, también buscan cualidades personales como la empatía, rasgos emocionales y una inteligencia que denote que la persona puede ser más bella por dentro que por fuera. Ganar un concurso de belleza es sinónimo de convertirse en un modelo a seguir en muchas partes del mundo.

Participar en concursos de belleza es la segunda actividad social más popular en los Estados Unidos. Eso sí, existen algunas pautas básicas para competir en un concurso de belleza típico americano. Una de estas primeras pautas es la del desfile en traje de baño. Ya sea con un bronceado falso o verdadero, no hay que olvidarse aplicar protector solar por toda la cara y el cuerpo si esta parte del concurso se realiza al aire libre. Si desfilar en traje de baño te preocupa por la celulitis, asegúrate de hacer con anterioridad ejercicios de tonificación con regularidad.

La siguiente fase es la de desfilar con diferentes tipos de ropa. Si no eres demasiada alta, no elijas un vestido demasiado largo ya que te hará parecer más pequeña. No utilices vestidos sin tirantes, ya que sucede lo mismo que con los largos. La siguiente parte es la de las preguntas y respuestas. Si se está segura de lo que una quiere, no te tendrás que esforzar demasiado para impresionar a los jueces.

Tus respuestas deben reflejar tus pensamientos reales, porque a nadie le interesa escuchar una parrafada estudiada con anterioridad. No tengas miedo a mostrar su inteligencia emocional en tus respuestas. Tampoco está mal que ensayes algunas respuestas básicas que se hacen en todos los concursos de belleza.

Curiosidades,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *