Los cuidados clave para unas manos perfectas

manos perfectas
Siempre se ha dicho que los ojos son el espejo del alma, pero las manos son la señal del paso del tiempo. De hecho, aunque la cirugía estética avanza, realmente hoy en día no hay nada totalmente efectivo que permita que la edad no se refleje en esta parte del cuerpo. Un motivo por el que muchas famosas como, por ejemplo, Madonna optan por llevar guantes, aunque sea verano. Y no es por cuestión de moda, sino para no mostrar el envejecimiento de las manos, que contrasta mucho con una piel de la cara en la que se observa un aspecto mucho más joven que cuando comenzaba su carrera profesional. Hoy en día, sólo una buena prevención y cuidados diarios pueden hacer que las manos estén siempre perfectas.

Cuidados

Los cuidados, como sucede con la piel del rostro, varían en función de la edad, aunque hay una serie de pasos que tienen que hacerse siempre. El primero de ellos es utilizar la crema hidratante. Es obligatorio que estén bien hidratadas. Es ideal aplicarla por la noche cuando ya no tienes nada que hacer y estás viendo la tele para que penetre bien y puedas dar un pequeño masaje .

No obstante, si necesitas más hidratación puedes aplicarla varias veces al día, llevando un pequeño tubo de crema o cantidad en el bolso, lo que es muy útil ahora que llega pronto el frío y la piel se reseca y resiente más, lo que también sucede con los cambios bruscos de temperatura.

manos perfectas
Con el paso del tiempo, además de la hidratación diaria, es necesario aplicar más cremas. Pasados la década de los 20 años, es muy importante empezar a utilizar aquellas que, aparte de hidratar, también nutran. Ya a mitad de la década de los 30 y, sobre todo, cuando se tienen 40 años o más, es el momento de pasarse a cremas de manos regeneradoras o rejuvenecedoras que contribuyen a revitalizar toda la piel y a que mantenga un buen aspecto.

Además, si eres de las que tiene una piel propensa a manchas, es necesario que prevengas aplicando cremas específicas para esta parte de cuerpo que atajan el problema de raíz y desde la célula.

Estas serían las pautas básicas, aunque luego dispones de tratamientos embellecedores de manos y para diferentes tipos de pieles, pudiendo cubrir cualquier necesidad de esta zona. Por supuesto, hay que ser constante e incluir este ritual en la rutina diaria de belleza, sino quieres tener que llevar guantes de por vida o, al menos, hasta que avance la ciencia y salgan nuevas técnicas estéticas que permitan recuperar su aspecto.

Consejos, Manos,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *