Luce una mirada felina en tan solo tres pasos

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

mirada felina
La mirada felina va a seguir estando de moda en estos últimos días de invierno, al igual que esta primavera. Es una tendencia de maquillaje con la que, sin embargo, muchas mujeres no se atreven. Y es que puede ser muy sofisticada, pero también es posible transformarla en más sencilla para llevarla en el día a día e, incluso, desde el punto de la mañana. ¿Cómo conseguirlo? Aquí te proponemos la manera más fácil de conseguir ese look en tan solo tres pasos.

Las claves

Como siempre que se va a hacer un buen maquillaje, hay que partir de una base que es común y que, como recordarás, consiste en una buena crema hidratante y en la aplicación de maquillaje, BB Cream o CC Cream o bien los productos que utilices habitualmente para todo el rostro.

Partiendo de esta base, ya se puede comenzar a conseguir esa mirada felina. El primer paso es aplicar una sombra de tono claro por todo el párpado móvil. Es muy importante que sea lo más parecida al tono de piel que tengas en esa parte de la cara para no hacer contraste ni siquiera con la base de maquillaje en el caso de que lo hayas aplicado. Se trata de unificar la zona y simplemente con los ligeros destellos que tenga, aportar luminosidad.

mirada felina
Tras este paso, el segundo, es aplicar el eyeliner para conseguir ese efecto felino. Tienes que comenzar desde la zona del lagrimal con un trazo muy fino y muy pegado en las pestañas para ir en dirección al exterior del ojo en línea ascendente.

Al final, para que el maquillaje sea más sencillo y lo puedas llevar en el día a día, no prolongues demasiado el conocido como “rabillo” ni vayas haciendo el trazo demasiado grueso conforme vas avanzando hacia el extremo del ojo. Si no eres muy hábil en aplicar el eyeliner, prueba con los de rotulador. Son los más fáciles de manejar.

Y, finalmente, el tercer paso, es aplicar una buena capa de rimel en las pestañas superiores. Mejor si es una máscara con efecto de volumen. Para potenciar más la mirada todavía, puedes aplicar una segunda capa.

El look puedes completarlo con un labial en todo nude para que el maquillaje sea en su conjunto más discreto o bien por uno rosado claro para un aire más jovial o por el rojo de labios si eres más atrevida. Aquí la elección ya es tuya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *