Manicura francesa con colores

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


La manicura francesa proporciona sin duda un toque de elegancia a nuestras manos. Sin embargo, a veces nos apetece darle un toque de color a nuestras manos, especialmente cuando llega la época veraniega o si queremos combinar la manicura con la ropa o complementos que llevemos. Para estos casos, podemos optar por una manicura francesa con color, que te permitirá combinar elegancia y frescura en tus uñas.

Para comenzar, quitaremos cualquier residuo de laca de uñas anterior con quitaesmalte y retiraremos las cutículas con un palito de naranja. A continuación elegimos dos colores de esmalte que nos gusten y aplicamos una capa del color que más queremos que destaque.

Esperamos a que se seque y, con unas plantillas de manicura francesa aplicamos el otro color de esmalte al espacio de las puntas que queda libre. Esperamos también a que se seque antes de retirar las plantillas para que no se mueva.

Para que quede perfecto, ya sólo te queda aplicar una capa de brillo que también te ayudará a fijar el esmalte.

Si la prefieres más discreta, en lugar de combinar dos colores puedes utilizar como color base un esmalte blanco casi transparente. De ese modo, la uña quedará neutra y sólo quedará el color del extremo, para lo que puedes utilizar rojos, amarillos naranjas, sin importar que sean muy chillones, ya que quedarán compensados con el color base. No olvides aplicar el top-coat para que la manicura sea más duradera.

Otra variante es hacerlo al revés, es decir, dibujar en el extremo la línea blanca que caracteriza a la manicura francesa, dejarla secar y pintar el resto de la uña del tono que más te guste. Los verdes y azules quedan especialmente bien con esta combinación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *