Manicura francesa

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Hoy vamos a explicar de una forma sencilla los diferentes pasos que hay que seguir para hacernos nosotras mismas la manicura francesa en casa sin la necesidad de asistir a un centro de estética para lucir unas uñas perfectas.

Productos necesarios:

– Lima
– Quita cutículas (líquido de color rojizo).
– Palito de madera de naranjo.
– Laca de uñas transparente.
– Laca de uñas rosada o porcelana.
– Laca de uñas blanca.

Pasos a seguir:

1- Un primer paso es limarse las uñas dejando un par o tres de milímetros a partir de la yema del dedo.

2- A continuación cogeremos el palo de naranjo y lo untaremos con el líquido de quita cutículas. Una vez húmedo, deslizaremos el palo por todo el borde de las uñas, una por una, para dar contraste a las mismas.

3- Ahora podríamos decir que viene el momento más complicado de todo el proceso. Cogeremos un esmalte de color blanco perlado y dibujaremos en las puntas de las uñas un contorno circular. En este caso, con una sola capa de pintura nos será suficiente.

*Para aquellas personas que no se vean capaces de controlar su pulso no os preocupéis, hoy en día podemos encontrar en el mercado unas cintas adhesivas que se colocan en las puntas de las uñas y permiten pintarlas de manera perfecta sin salirse del perímetro deseado.

4- Tras dejar secar durante unos minutos, pasaremos a aplicar una capa de laca de color porcelanoso o rosado por toda la superficie de la uña, incluida la parte blanca que acabábamos de pintar con anterioridad. En este caso, si que es necesario darnos dos capas de laca para conseguir una mayor fijación.

5- Por último, aplicaremos la laca transparente para dar luz y brillo a nuestra manicura francesa.

Después de realizar estos cinco sencillos pasos ya podrás lucir unas uñas perfectas y espectaculares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *