Manicura para uñas cortas


Aunque es indudable que unas uñas largas y bien cuidadas embellecen y estilizan nuestras manos, a veces nos vemos obligadas a llevarlas cortas, bien porque el trabajo nos lo exige o porque las tenemos débiles y quebradizas y en el momento que intentamos dejarlas un poco más largas se rompen y nos vemos obligadas a limarlas. Sin embargo, si realizamos una manicura adecuada, podemos también lucir unas manos bonitas y bien cuidadas.

El primer paso es eliminar todos los restos de esmalte de uñas anterior que nos puedan quedar y después lavarlas bien con un jabón suave. Con una lima, les damos una forma redondeada y eliminamos cualquier pico o irregularidad que puedan tener.

Si tus uñas son débiles, puedes aplicar un poco de aceite con vitamina E en las uñas para fortalecerlas. Aplica entonces crema en las cutículas para ablandarlas y poder manejarlas mejor y dos o tres minutos después, elimina el aceite y la crema.

Elimina la piel muerta de las cutículas sin eliminarlas del todo, ya que son la barrera natural para impedir que las bacterias entren en la uña.

Aplica una capa de esmalte claro en las uñas, para fortalecerlas y protegerlas. Deja que el esmalte se seque completamente y entonces píntalas del color final, aquel que más te guste. Aunque habitualmente se aconseja no utilizar tonos oscuros, puedes utilizar el que desees o el que vaya a juego con tu ropa y complementos, desde rojos hasta neones. Todo depende de tu creatividad.

Si te gusta y quieres darles un toque más distinguido a tus manos, también puedes realizar la manicura francesa en las uñas cortas, pintando las puntas de blanco y aplicando el color claro en el resto de la uña, si te decantas por lo tradicional. Si no, puedes realizar una manicura francesa de colores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *