Manos suaves y sedosas


El día a día hace que nuestras manos vayan perdiendo su suavidad y se vuelvan ásperas y opacas, perdiendo su tersura y su juventud. Si éste es tu caso, no te preocupes, ya que te presentamos un tratamiento casero para tus manos que, aparte de ser muy fácil de realizar, devolverá a tus manos toda la suavidad y la juventud que hayan perdido.

Para realizar este tratamiento necesitas crema o gel exfoliante, una toalla húmeda, crema hidratante, film transparente de cocina y un par de guantes térmicos.

Antes de comenzar, lávate las manos con agua tibia para que estén limpias. Después aplica sobre ellas la crema exfoliante. Recuerda que este tratamiento es completo para manos, por lo que debes aplicarla en la palma, el dorso y en los dedos uñas y palmas, aseguránte de que lleguas a cada rincón de la piel de tus manos.

Después, con la toalla húmeda, retira la crema exfoliante. Debes asegurarte de que la retiras por completo, sin que quede ningún resto.

Aplícate la crema hidratante. Si no tienes, puedes mezclar una crema fluida con una ampolla hidratante. La crema que utilices debe contener vitamina A, ya que de ese modo contribuirá a regenerar la piel. Una vez aplicada, envuélvete las manos en el film de cocina y ponte los guantes térmicos. Debes dejarlas reposar por un periodo entre diez y quince minutos, momento que puedes aprovechar para relajarte y recuperarte.

Quítate los guantes y el film transparente y notarás que tus manos están mucho más suaves. Lo mejor es que realices este tratamiento una vez a la semana y el resto de los días te apliques una crema ligera para que, de ese modo, tus manos estén siempre suaves y cuidadas.

Cuerpo, Manos, Tratamientos,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *