Manual de estilo de los labios neón

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

labios neon
Inicialmente puede pensarse que los labios neón son solo para el verano. Pero no es así, al menos para esta temporada de otoño-invierno 2015-2016. Y es que en muchas pasarelas las casas de moda han apostado por maquillar así a sus modelos. Pero, hay algunas diferencias en relación a cómo se llevaban durante los meses de verano que conviene saber. Aquí te contamos las claves.

La tendencia

Los labios neón se llevan ahora en tonos rosados exclusivamente, por lo que hay que dejar atrás todos aquellos otros colores y, sobre todo, los más estivales como podían ser anaranjados y amarillos.

Además, tampoco hay que llevarlos perfectamente perfilados. Se trata de que la boca tenga un aspecto más natural y no tan definido, aunque sin llegar a crear el efecto de labios mordidos que tan de moda está ahora.

A la hora de optar por los labios neón es muy importante prestar atención al resto del maquillaje porque no todo vale. De hecho, hay unas pautas muy claras. La primera de ellas está relacionada con la base que debe ser nude para recrear un efecto de cara de porcelana con el fin de que resalte más la luminosidad del labial.

labios neon
Los ojos tienen menos protagonismo en este estilismo. En este caso, tienen que maquillarse ligeramente con sombras grises ahumadas claras, que se deben aplicar sobre todo en el párpado superior como si fuera una ligera línea a ras de pestañas que se difumina hacia el exterior. En el párpado inferior, también hay que poner sombra, comenzando desde la mitad del ojo aproximadamente hacia el final para enmarcar la mirada suavemente.

Las pestañas en esta ocasión igualmente dejan de ser las protagonistas. Pueden maquillarse, pero sin potenciarlas. De este modo, es mejor optar por un rimel que no sea negro carbón ni que alargue y aporte volumen extremo. Más naturalidad se consigue con uno que sea marrón.

Y, finalmente, no hay que olvidarse del blush. El color rosa se vuelve a imponer para poner un ligero toque de color en las mejillas, simulando también el rubor de una muñeca de porcelana.

Maquillaje, Rostro,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *