Maquillaje de ojos en blanco y negro

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El maquillaje en blanco y negro, debido al contraste de colores, nos proporciona un look lleno de glamour para una noche de fiesta. Se trata de un maquillaje clásico, que además tiene la ventaja de que resulta muy sencillo de conseguir y que consigue reforzar el atractivo de nuestra mirada.

Después de aplicar la base de maquillaje y los correctores, es aconsejable aplicar una base en los párpados. De ese modo las sombras se fijan mejor y el resultado es más duradero. A continuación aplicamos la sombra blanca mate por todo el párpado móvil, cubriéndolo bien. Puedes utilizar un pincel o el dedo para aplicarla. Si ves que ha quedado muy sutil, carga el pincel o el dedo en la sombra y a continuación aplícalo con unos golpecitos en el párpado para intensificar el color.

El siguiente paso es aplicar la sombra negra en el párpado fijo. Debes aplicar un poco en el pliegue con el párpado móvil, aunque sin mezclarla con la blanca y después difuminarla con un pincel hasta lograr cubrir totalmente la zona libre debajo del arco de la ceja. Si lo necesitas, añade un poco más de sombra negra, estirándola un poco en la parte externa del ojo, hacia las sienes, haciendo un pequeño pico.

Si lo prefieres, puedes optar por otra modalidad de este maquillaje. Para ello, comienza delineando el párpado móvil con un lápiz negro cremoso y a continuación, con un pincel, difumina el lápiz por todo el párpado hasta llegar al hueso de la órbita. A continuación aplica un poco de sombra negra y en el párpado y difumínala. Esta vez la sombra blanca cubrirá el párpado fijo, difuminando bien, de forma que haya una transición del blanco al negro en las sombras.

En ambos casos, ya sólo te queda aplicar la máscara de pestañas, una o dos capas, según prefieras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *