Maquillaje para lucir unos ojos de gata

maquillaje ojos gata
Una de las tendencias de moda y que siguen las famosas y las modelos en los diferentes desfiles de las colecciones de los principales diseñadores son los ojos de gata, que siguen plantando cara al paso del tiempo y no dejan de estar en alza. Para conseguir este efecto puedes utilizar diferentes métodos de maquillaje, pero aquí te proponemos uno bastante sencillo para que puedas hacerlo sin problemas.

Las claves

Los ojos de gata quedan mejor en las mujeres que tienen los ojos ovalados o almendrados, aunque la tendencia se puede adaptar a otras formas, ya que el maquillaje permite modificar y delimitarlos como deseemos. Lo primero que hay que hacer es, como en todo maquillaje, aplicar la base por todo el rostro, incluido el párpado para que adquiera un tono uniforme y el resto de productos de cosmética permanezcan intactos durante más tiempo. Si ese día no quieres utilizar maquillaje, opta por la BB Cream o bien aplica simplemente una base de ojos.

Con independencia de la opción anterior que hayas elegido, el siguiente paso es aplicar una sombra de ojos por todo el párpado en tono nude para unificar aún más el color. Posteriormente, tienes que coger un eyeliner, preferentemente de color negro, para trazar una línea cerca de las pestañas. En este caso, no necesitas que el trazo sea muy exacto y preciso, pudiendo dibujarlo un poco más grueso de lo habitual. Y es que esa línea es la que hay que difuminar por el resto de párpado móvil con la ayuda de un pincel para darle un aire desdibujado y como si se hubiera aplicado una sombra de ojos.

maquillaje ojos gata
La extensión del eyeliner tiene que ir hacia la parte exterior del ojo y en dirección ligeramente hacia las sienes para alargar la forma y que conseguir esa mirada más ovalada y almendrada. También puedes difuminar ligeramente el eyeliner por el párpado inferior del ojo como si hicieras una pequeña línea para marcar el ángulo exterior.

Para acabar, es muy importante utilizar iluminador bajo las cejas para quitar agresividad y aportar viveza a la mirada. Y, por supuesto, no puede faltar el rimmel. Riza primero las pestañas y luego aplica varias capas pero solo en las superiores.

El resto de maquillaje recuerda que tiene que ser discreto, incluidos los labios, porque los ojos son los protagonistas y el centro de todas las miradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *