Mascarilla para regenerar la piel en verano

mascarilla-regeneradora
En verano se toma más el sol, aunque no se esté en la toalla y la tumbona durante horas y horas, porque se pasa mucho más tiempo al aire libre. Y, realmente, hay que aprovechar para salir y divertirse, pero no hay que olvidarse de cuidarse. Y es que el verano es una de las épocas del año en las que la piel más se resiente por los rayos solares. Para frenar sus efectos, es importarte proporcionarle unos cuidados extra como esta mascarilla natural que regenera la piel y con la que, sobre todo, se pone el foco en frenar el paso del tiempo, es decir, combatir arrugas y flacidez.

La mascarilla

Elaborar esta mascarilla en casa es muy sencillo. En primer lugar, tenemos que conseguir los ingredientes, siendo necesario tener arcilla verde, aceite vegetal de argán, aceite esencial de jara y miel.

El siguiente paso es comenzar a mezclarlos todos en un bol. En primer lugar, hay que poner una cucharada de arcilla verde a la que se añade una cucharadita de aceite vegetal de Argán, cuatro gotas de aceite esencial de jara y una cucharadita de miel. Son ingredientes que son fáciles de conseguir en tiendas de alimentación, belleza o bien herboristerías.

Una vez se tiene todo bien mezclado, hay que extender el producto sobre el cutis como en una mascarilla común. En este caso, puedes ayudarte de un pincel para aplicarla mejor y no poner una capa demasiado gruesa de producto.

mascarilla-regeneradora
Cuando se ha terminado toca esperar como con toda mascarilla. Con unos 15 o 20 minutos puede ser suficiente. Es importante no superar ese tiempo ni dejar que la mascarilla se seque totalmente para que la piel no se deshidrate porque la arcilla verde, aunque sanea la piel, suele absorber el agua de la dermis y, entonces, no se conseguiría el resultado.

Resultado

Pasado el tiempo de espera, hay que retirarla con agua fresca. Los resultados se notan enseguida porque la piel está más limpia y luminosa, además de percibirse una mayor firmeza.

Si la mascarilla se realiza de forma periódica, pero nunca más de una vez por semana, se notarán efectos positivos también sobre las machas, flacidez y las arrugas principalmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *