Mascarillas de chocolate


Ahora que debemos limitar nuestro consumo de chocolate para mantener la línea de cara al verano, no tenemos por qué deshacernos de él, ya que podemos utilizarlo para realizar tratamientos que nos dejen la piel del rostro y del cuerpo extremadamente suave, nutrida e hidratada. Por ello, si tienes chocolate guardado en la nevera, aquí te proponemos una serie de ideas para utilizarlo como tratamiento de belleza:

Mascarilla de aceite de almendras: Para prepararla necesitas una onza de chocolate y dos cucharaditas de aceite de almendras o de oliva. El chocolate es mejor que sea puro y sin azúcar, pero si tienes chocolate con leche también es válido. Pon en un bol el chocolate y el aceite y mételo en el microondas para que se derrita, cuidando de que no se queme.

Cuando se haya derretido, remuévelo bien hasta convertirlo en un crema que deberás extender con un suave masaje circular por el rostro, el cuello y el escote. Déjala actuar durante veinte minutos y después aclárate con agua tibia.

Mascarilla de avena: Necesitarás 2/3 de taza de cacao en polvo, tres cucharaditas de leche entera, un cuarto de taza de miel y tres cucharaditas de crema de avena. Pon todos los ingredientes en un recipiente y bátelos para mezclarlos bien para después calentarlos durante un minuto en el microondas para ayudar a que se forme una crema. Aplícala sobre el cuerpo evitando aquellas zonas donde tengas irritaciones o heridas. Finalmente elimina los restos de la mascarilla con una toalla mojada en agua tibia y aplícate una crema hidratante.

También puedes utilizarla en la cara, aplicándola con las manos, dejándola actuar durante quince minutos y retirándola con una toalla como hiciste antes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *