Mascarillas naturales para pieles maduras


Cuando las mujeres llegan a la menopausia, se producen unos cambios en su cuerpo que también tienen reflejo en su piel, que se vuelve más seca, aparecen arrugas con mayor facilidad y pierde su luminosidad, volviéndose opaca y muy difícil de mantener hidratada.

Esto se puede solucionar, sin embargo, mediante la aplicación de mascarillas hidratantes. SI además utilizamos productos naturales en su formulación, podremos nutrir e hidratar la piel al mismo tiempo, combatiendo así el envejecimiento y la falta de hidratación. A continuación te presentamos una serie de mascarillas que puedes utilizar para tener una piel radiante:

Mascarilla de naranja: Necesitas el zumo de una naranja, media taza de infusión de manzanilla y dos cucharadas de miel. Comienza preparando la infusión de manzanilla y dejándola reposar durante diez minutos. Puedes prepararla con las bolsitas que encontrarás en cualquier supermercado o, si lo prefieres, con flores naturales que compres en un herbolario. A continuación mezcla todos los ingredientes en un mismo recipiente hasta lograr un líquido homogéneo. Límpiate bien la piel y a continuación aplícate la mezcla resultante sobre el rostro, dejando que se seque y se absorba durante unos minutos. Finalmente retírala con agua tibia.

Mascarilla de zanahoria: Necesitas dos o tres zanahorias grandes y tres cucharadas de miel de abeja. Hierve las zanahorias y cuando estén listas machácalas con el tenedor. A continuación añade la miel hasta conseguir una pasta. Aplícala sobre el rostro, déjala durante veinte minutos y límpiate el rostro con agua fría. Para terminar sécate la piel con un algodón, pero con pequeños toquecitos, sin frotar. Esta mascarilla, aplicada dos veces por semana, además de nutrir tu piel te ayudará a reafirmarla y recuperar su luminosidad.

Aplicaciones, Rostro,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *