Mascarillas naturales para unas manos suaves


En invierno, con el frío y la humedad, es fácil que la piel de nuestras manos quede áspera y seca, volviéndose muy rugosa al tacto. Para evitar esto y recuperar la suavidad de las manos, nada mejor que utilizar una serie de mascarillas caseras que les devuelvan la tersura y la belleza a tus manos:

Mascarilla de vaselina: Para prepararla necesitas una cucharada de harina de maíz y dos cucharadas de vaselina. Mezcla ambos ingredientes hasta lograr una pasta y, con un pincel, aplícate la mascarilla desde la punta de los dedos hasta la muñeca, pasando el pincel siempre en este sentido. Cuida bien de que toda la mano quede cubierta con la mascarilla y déjala actuar durante treinta minutos.

Después, aclárate con agua fresca hasta eliminar totalmente la mascarilla y finalmente, después de secarte bien, aplícate una crema hidratante. Aplicada cada quince días, tus manos estarán siempre suaves.

Mascarilla de aceite de almendras: Necesitarás aceite de almendras y una yema de huevo. Calienta ligeramente el aceite en el microondas (sólo hasta que se entibie un poco) y añádele la yema de huevo, mezclándolo bien. Aplícate la mascarilla en las manos como en la mascarilla anterior, déjala actuar durante veinte minutos y finalmente aclárate con agua fresca. Esta mascarilla, además de suavizar tus manos, nutrirá tu piel.

Mascarilla de melocotón: Necesitas un cuarto de taza de melocotón, un cuarto de taza de yogur y una cucharadita de miel. Mezcla todos los ingredientes y licúalos. Lávate las manos con agua tibia, sécalas bien y aplícate la mascarilla. A continuación envuelve las manos en papel film transparente durante veinte minutos. Para terminar, aclárate con agua tibia y aplícate crema hidratante o nutritiva de manos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *