Mascarillas naturales purificantes


Si tienes la piel muy grasa, lo más seguro es que, debido a la suciedad que se acumula en los poros, estos se cierren y tengas frecuentemente espinillas y puntos negros. Lo mismo ocurre si pasas mucho al aire libre en la ciudad, donde la suciedad y la contaminación también afectarán a los poros de tu piel. Para evitar esto, aparte de limpiarnos el cutis cuidadosamente cada noche antes de ir a acostarnos, deberemos usar una o dos veces mascarillas purificantes que nos ayudarán a eliminar las impurezas que se acumulan en las capas más profundas de la piel. Aquí te presentamos algunas naturales que puedes usar sin irritar tu cutis:

Mascarilla de espirulina: Para prepararla sólo necesitas una cucharadita de espirulina (algas azules) en polvo con la cantidad suficiente de agua para que tome consistencia de mascarilla. Aplícala en el rostro y masajéalo durante tres minutos. A continuación deja que la mascarilla actúe durante diez y finalmente retírala con agua fría. Notarás que, además de limpiar, tu piel recuperar luminosidad y elasticidad por las propiedades de las algas.

Mascarilla de arcilla verde: Necesitarás media taza de arcilla verde, una cucharadita de miel y un pepino. Corte el pepino en rodajas, separa dos y deja pon el resto en un bol con agua durante quince minutos. El jugo que quede en el bol después de este tiempo es lo que mezclarás con la miel y la arcilla, hasta lograr una pasta que puedas manejar con facilidad.

A continuación aplícala en la cara y el cuello. Después ponte una rodaja de pepino sobre cada ojo y relájate durante quince minutos. Para terminar retírala con agua templada y una esponjita y notarás tu cutis relajado y limpio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *