Mascarillas para prevenir las arrugas


Que más vale prevenir es algo que todas ya sabemos, pero si estamos hablando de arrugas, esta máxima se hace más válida que nunca. Aunque existen infinidad de tratamientos para reducir y disimular las líneas de expresión y las patas de gallo, está claro que si queremos mantener un aspecto joven y una piel tersa, nada mejor que intentar retrasar la aparición de las arrugas todo lo posible, y para ello nada mejor que utilizar mascarillas preparadas con ingredientes naturales, que además de hidratar la piel, nos van a ayudar a cuidarla y a nutrirla.

Mascarilla de agua de rosas: Para prepararla necesitas dos cucharadas de glicerina, cuatro cucharadas de avena pulverizada y agua de rosas según necesites. Comienza mezclando la avena y la glicerina en un recipiente y después añade agua de rosas, la que necesites, hasta lograr una crema. Aplícate la preparación resultante sobre el rostro durante 10 minutos. Finalmente, aclárate el rostro con agua tibia y un poco de fría para cerrar los poros.

Mascarilla de manzana: Necesitas 40 gramos de manzana rallada, 150 gramos de yogur natural y 20 gramos de harina de trigo. Machaca y mezcla todos los ingredientes hasta obtener una crema suave, sin grumos. Aplícala sobre la cara y pasados 20 minutos aclárate con agua tibia.

Mascarilla de centella asiática: Necesitarás tres pedazos de la centella asiática, dos cucharadas de aceite de almendras dulces, 25 gramos de cera virgen, siete gotas de esencia de lavanda y dos perlas de aceite de onagra. Pon en un recipiente la centella asiática y el aceite de almendras y caliéntalo a fuego lento hasta que hierva. Después retíralo del fuego y cuélalo. Al líquido resultante añade la lavanda y el contenido de las perlas de aceite de onagra. Déjalo reposar unos minutos y aplícalo sobre el rostro durante un cuarto de hora para terminar aclarándote con agua tibia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *