Mascarillas rejuvenecedoras de uvas


Las uvas son uno de los más potentes antioxidantes que nos ofrece la naturaleza gracias a los polifenoles, cuyas propiedades actúan contra los radicales libres, responsables del proceso de envejecimiento y por tanto nos ayudan a conseguir una piel más rejuvenecida, luminosa y atenuar las líneas de expresión y otros signos de envejecimiento del rostro.

Para beneficiarnos de todas sus propiedades, podemos preparar una serie de mascarillas naturales que nos ayudarán a rejuvenecer nuestro rostro.

Combatiendo las arrugas

Preparar una mascarilla antiarrugas es muy sencillo, ya que sólo vas a necesitar cortar algunas uvas por la mitad y frotar suavemente la pulpa sobre la piel del rostro y el cuello, haciendo hincapié en aquellas zonas donde aparecen las arrugas, como el contorno de ojos (cuidando de que no caiga en estos), el contorno de labios o la frente. Déjalas reposar, aplastadas, en estas zonas durante veinte minutos y pasado ese tiempo aclárate la piel con agua limpia, aplica un tónico calmante y termina con una crema nutritiva.

Contorno de ojos


Para evitar la aparición de las patas de gallo puedes preparar una mascarilla utilizando dos uvas verdes y dos cápsulas de vitamina E. Quita las pepitas de las uvas y tritura la pulpa, añade el contenido de las dos cápsulas de vitamina E y mezcla bien. Aplica la preparación sobre el contorno de ojos, dejándola actuar toda la noche y a la mañana siguiente aclárate con agua tibia.

Loción rejuvenecedora

Para prepararla necesitas siete uvas grandes (sin semillas ni piel), una taza de agua mineral, un cuarto de taza de zumo de kiwi y una cucharada de zumo de limón. Mezcla todos los ingredientes hasta que obtengas una pasta compacta y guárdala durante tres horas en la nevera. Después, aplícala sobre el rostro y el cuello, dejándola actuar durante diez minutos, para terminar aclarándote con abundante agua tibia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.