Nuevos tratamientos para acabar con las bolsas de los ojos

bolsas-ojos
Seguramente, si tienes bolsas en los ojos, habrás probado de todo: las bolsas de té, los parches caseros de café, los antifaces helados… Unos remedios con los que habrás notado algunas mejoras, pero con los que las bolsas lo más probable es que no hayan desaparecido del todo. Pero no te preocupes, que vamos a darte una serie de trucos y de nuevos tratamientos que han aparecido para que consigas acabar con ellas.

Cremas

Los contornos de ojos no siempre son específicos para tratar las bolsas y las ojeras. Aunque se emplee un tratamiento antiarrugas, es preciso combinarlo con productos específicos para acabar con las bolsas.

Son cremas que se pueden aplicar tanto por la mañana como por la noche, siendo importante que tengan efecto drenante, aparte de descongestionar la zona. Igualmente, deben ser productos poco grasos y que favorezcan la regeneración celular.

Aparte de los contornos de ojos que tengan estos efectos, recientemente, en el mercado se han lanzado desde algunas marcas parches, que concentran su efecto y son de larga duración por lo que se aplican una vez a la semana o cada quince días. Son un complemento a los tratamientos diarios o bien se convierten en una opción si en el día a día solo se emplean antiarrugas.

bolsas-ojos

Tratamientos estéticos

Cuando las cremas no son efectivas o el problema de bolsas es realmente importante, puede ser necesario hacerse tratamientos en cabina. Uno de los que mejor resultado están dando es el denominado Total Eye LPG, que se basa en un micromotor para estimular la zona, consiguiendo activar la producción de nuevo colágeno, ácido hialurónico y elastina para redensificar el tejido.

Otra alternativa para los casos más severos es el quirófano. Ahora las técnicas han evolucionado mucho y ya no se necesita sutura en la mayoría de las operaciones porque el corte es mínimo. Además, la intervención de blefaroplastia se realiza con anestesia local y no suele durar más de media hora.

Trucos

Pero mientras las cremas hacen su efecto o te decides por un tratamiento, puedes poner en práctica una serie de trucos para disimularlas. Uno de ellos es iluminar el arco interior de las bolsas para disimular su volumen. Además, también ayuda tomar infusiones drenantes como, por ejemplo, la cola de caballo o la de ortiga verde, entre otras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *