Peinados que nunca debes hacerte pasados los 40 años

peinados
Cada edad tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Y, en peluquería y cosmética, es muy cierto. Y es que, conforme se van cumpliendo años, es conveniente renunciar a determinadas estéticas con el fin de suavizar los rasgos, disimular las imperfecciones que van apareciendo y parecer más joven. En esta ocasión, nos vamos a centrar en los peinados para explicar todo lo que no te debes hacer cuando ya has cumplido 40 años o más.

Corte

Una de las primeras cosas con las que hay que tener cuidado es con el corte de pelo. En concreto, es conveniente renunciar a todos aquellos que son rígidos. Es mejor que el cabello tenga movimiento porque hace más joven, siendo preferible optar por todos aquellos estilos que son más desenfadados o despeinados.

No obstante, si se es de gustos más clásicos, una buena opción es hacer una media melena degradada con varias capas. Así, se irá bien peinada, pero el pelo tendrá movimiento.

Además, también es mejor llevar flequillo porque aporta un toque juvenil, aparte de ayudar a disimular las arrugas. Sin embargo, no debe hacerse con un corte demasiado estructurado.

peinados

Color

El color es otro de los aspectos a los que hay que prestar atención. Por ejemplo, el color negro no suele ya favorecer a esa edad porque envejece mucho, aparte de endurecer los rasgos faciales.

Siempre es mucho más favorecedor y jovial lucir unos reflejos sutiles en el cabello. Con este efecto, se consiguen restar bastantes años.

Peinados

Aparte del corte y del color, no hay que olvidarse tampoco de que hay peinados que es mejor no hacerse. Uno de ellos es llevar el pelo extraliso porque endurece también mucho las facciones, mientras que las ondas suavizan y dulcifican el rostro.

Y hay que dejar a un lado los moños demasiado tirantes porque igualmente endurecen el rostro. Si necesitas hacerte uno, no dejes el pelo tan tenso y opta por unos mechones sueltos.

Artículos relacionados:

Los mejores peinados para lucir media melena

Pelo sucio: peinados rápidos y fáciles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *