Por qué utilizar cremas de noche

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Casi todas nos hemos preguntado alguna vez qué sentido aplicarnos una crema en el rostro por la noche antes de ir a dormir. La lógica nos dice que lo mejor sería simplemente lavarnos la cara y permitir así que la piel respire y descanse de las agresiones que ha sufrido durante el día. Sin embargo, aplicarnos cremas de noche proporciona a nuestra piel unos beneficios adicionales que sólo lavándonos la cara no podríamos conseguir.

Por la noche, cuando dormimos, es cuando las capas más profundas de nuestra piel están más activas, porque es cuando se reparan, haciendo que la renovación celular sea más rápida que durante el día. Por ello, algo indispensable para que nuestra piel se mantenga joven y firme es dormir las horas suficientes, ya que si no lo hacemos, no daremos tiempo a nuestra piel a regenerarse por muchas cremas que la apliquemos.

Además, las cremas de noche contienen una serie de ingredientes más activos que las cremas de día no pueden contener porque se quedan inactivas ante la acción de los rayos UVA del sol. Por eso suelen ser más densas y contiene más sustancias nutritivas y anti edad como los retinoides o las vitaminas C y E, que no son eficaces una vez expuestas a la luz solar. Estos ingredientes son indispensables para mantener la elasticidad de la piel y prevenir y suavizar las arrugas y las líneas de expresión.

Es muy importante que, antes de aplicar la crema de noche, hayamos limpiado la piel y eliminado por completo los restos del maquillaje de día. Mientras nos lavamos la piel nos daremos un pequeño masaje con movimientos circulares y, una vez aclarada y secada la piel, esperaremos unos minutos para aplicar la crema, siempre evitando que entre en los ojos.

Consejos, Cremas, Rostro,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *