¿Qué es el maquillaje cushion?

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

maquillaje-cushion
En el sector de la belleza no se para de lanzar productos nuevos, que vienen acompañados de términos y palabras que son desconocidas. Una de las últimas en causar furor en España es el maquillaje cushion. En realidad, este producto es muy utilizado y cuenta con una gran aceptación en los países asiáticos por las posibilidades que ofrece de maquillarse de manera muy natural y sutil. Ahora llega aquí causando furor de la mano de diferentes marcas de alta cosmética como Dior a otras más económicas como Yves Rocher, entre otras opciones. ¿Qué ventajas tiene? ¿Cómo se usa? Aquí desvelamos todas sus claves.

El maquillaje

Este producto es una base de maquillaje, que procede de Corea. Un país desde el que se ha exportado a otros estados, llegando ahora a España. No obstante, no es una base al uso, ya que presenta una serie de novedades y particularidades que conviene tener muy claras para utilizarlo correctamente y sacarle el máximo partido.

Una de las principales es que esta base de maquillaje se encuentra en la esponja que viene en el producto, que está impregnada con él. De esta manera, es muy fácil de aplicar, puesto que solo hay que ir pasando esa esponja por el rostro. Un sistema con el que se gana también en rapidez, siendo idóneo para aquellas mujeres que disponen de poco tiempo para arreglarse por las mañanas.

maquillaje-cushion
Con esta base, el resultado que se consigue es una piel muy luminosa y con cierto toque aterciopelado, pero muy natural. Un efecto que se obtiene con tan solo una aplicación. Si se quiere una mayor cobertura, se debe pasar de nuevo otra vez la esponjilla.

Aunque tiene estas ventajas, lo cierto es que puede presentar algunos inconvenientes como es su duración. Y es que, habitualmente, no es un producto que permita aguantar las 24 horas con un acabado perfecto. No obstante, sí es cierto que su fórmula permite hacer retoques a lo largo del día en las zonas que se precisan. Una posibilidad que se ofrece por su formato, que es muy cómodo de llevar en el bolso y siempre consigo.

Además, en función del producto de cada marca –hay que asegurarse bien con la consejera de belleza-, no siempre hay que utilizarlo con crema hidratante, ya que en algunos casos se lleva ya incorporada. De esta manera, se hace la hidratación y el color en un solo gesto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *