Recetas naturales para blanquear las uñas


Uno de los problemas más habituales con los que tenemos que lidiar si queremos lucir unas uñas perfectas es evitar ese antiestético color amarillento que aparece tras largas temporadas de aplicar esmalte y otros productos, sobre todo si solemos usar colores oscuros para pintarlas. Para disimular este problema aplicamos esmalte de nuevo, con lo cual lo agravamos en lugar de solucionarlo. Para recuperar la tonalidad natural de las uñas si se han vuelto amarillentas deberemos dejar de utilizar quitaesmalte y aplicar una serie de remedios naturales que nos van a ayudar a recuperar la belleza de nuestras manos.

Uno de métodos más sencillos es utilizar limón, para lo cual lo cortaremos por la mitad e introduciremos las uñas dentro él, haciendo pequeños movimientos para que toda la superficie de las uñas quede bien impregnada de limón.

Lo haremos a diario hasta que recuperen su color natural y después, para evitar que amarilleen de nuevo, es aconsejable utilizar el limón una vez al mes.

La leche y el agua oxigenada también serán nuestras aliadas para blanquear las uñas. En el caso de agua oxigenada deberemos utilizar un poco de esta sustancia en un cuarto de litro de agua caliente, para que quede ligeramente diluida. Sumergiremos las uñas en la leche o en el agua oxigenada (una u otra, no ambas soluciones al mismo tiempo) durante cinco o diez minutos todos los días y comprobaremos cómo el color amarillo se irá difuminando hasta desaparecer del todo.

Si no logras recuperar su blancura, puedes aplicar una gota de vinagre de uva blanco en cada uña y ponerlas al sol durante unos diez minutos, pero no más. Después lávate las manos. Utiliza el vinagre una vez al día hasta que tus uñas vuelvan a lucir blancas, pero evitando que el vinagre caiga sobre la piel que rodea la uña.

Manos, Uñas,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *