Remedios naturales para unas uñas más blancas

unas-mujer
Las uñas muchas veces pueden ponerse amarillentas por diferentes causas, que comprenden desde fumar hasta tener hongos, tomar algunos medicamentos, los esmaltes que se emplean o el exceso de vitamina A, entre otros factores. Para todos estos casos, hay tratamientos naturales para pierdan ese tono y se blanqueen.

Los remedios

Una de las soluciones más efectivas para estos casos es el aloe vera. Este producto es muy conocido por sus propiedades beneficiosas para la piel y, quizá, lo es menos para las uñas. Sin embargo, tiene un efecto muy positivo en ellas, sobre todo, para blanquearlas y cuando no se pueden emplear otros productos por tenerlas frágiles.

El secreto del aloe vera radica en que las blanquea con el paso de los días y siempre que se sea constante, además de fortalecer las uñas y suavizar la piel de su alrededor. También tiene un efecto protector frente a las bacterias y es muy hidratante, aunque para los momentos en los que hay un exceso de sequedad es posible combinarlo con unas gotas de aceite de oliva.

unas-mujer
Para conseguir todos estos resultados, tan solo hay que aplicarlo a diario, teniendo que frotar sobre la uña de forma suave hasta que penetre bien en su interior y en la piel de alrededor. Esta aplicación se puede realizar dando un pequeño masaje en la zona para activar a la vez la circulación sanguínea.

Sin embargo, a pesar de sus beneficios, hay ocasiones en las que puede que no sea suficiente para tratar las uñas amarillentas. Puede suceder, por ejemplo, cuando se tienen hongos. En estas situaciones es de gran utilidad poner las uñas en remojo con infusión de manzanilla y canela durante cinco minutos.

Además, si al problema del color amarillento se suma la fragilidad, es recomendable utilizar en el tratamiento y cuidado de las manos la levadura de cerveza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *