Remedios para reparar el cabello castigado

cabello castigado
Varios son los factores que contribuyen a que el cabello no se muestre en todo su esplendor como es el caso del abuso de tintes, planchas, productos de fijación o moldeadores… que van haciendo que se vea apagado, poco hidratado… Si esta es la situación, hay remedios sencillos que se pueden poner en práctica para recuperar el pelo.

Los trucos

Uno de los mejores remedios es cortar el pelo. Normalmente, el aspecto más castigado del cabello se deja sentir en las puntas y, si se tiene el pelo largo, desde la zona media hacia abajo. Un buen corte de pelo acabaría con este problema. Si no se puede o no se quiere hacer ese saneamiento, otra alternativa es emplear el sellador para reparar las puntas.

La hidratación es otra de las claves en esta situación en la que el cabello la necesita más que nunca. El champú hidratante es la mejor opción. Se recomienda dejarlo actuar unos minutos y aplicarlo dando un pequeño y suave masaje sin frotar demasiado el pelo para no dañarlo aún más.

La crema suavizante o el acondicionador es otro de los imprescindibles para conseguir reparar el cabello. Su aplicación debe centrarse, sobre todo, en la zona de las puntas y debe evitarse ponerlo en la parte de la raíz del cuero cabelludo. Muy importante es dejarlo actuar durante unos minutos antes de proceder al aclarado.

cabello castigado
Y, al aclarar el pelo, no hay que olvidarse de no utilizar agua demasiado caliente porque lo reseca aún más. Lo mejor es que esté templada y acabar con un chorro de agua fría el aclarado.

Otros productos que son de gran ayuda para el cuidado del pelo son los aceites, siendo los más recomendables los de argán o macadamia, así como los de manteca de karité ya que actúan sobre la suavidad y el brillo del cabello, de manera que no parece que esté tan apagado y áspero.

Y, siempre que se pueda, no hay que abusar del cepillado ni del secador de pelo –cuidado con aplicar mucho calor-, o las planchas. Por más que se pongan productos para proteger el cabello, nada se conseguirá si se emplea demasiado esta rutina de uso. Una temporada sería recomendable secarlo al aire o bien quitarle un poco la humedad y luego que termine de secarse por sí solo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *