Rizadores de pestañas

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Utilizar un rizador de pestañas nos va a permitir dar a nuestras pestañas una mayor curvatura, haciendo así que nuestros ojos parezcan más grandes y nuestro rostro se “ilumine” más. Aunque cada día salen modelos diferentes al mercado de este producto de belleza, los expertos continúan recomendando el rizador de pestañas de metal de toda la vida. Aunque como te comentamos podrás encontrar versiones de plástico, térmicos, etc.

Aunque por su forma creas que es difícil su manejo, es todo lo contrario, no es nada difícil rizarte las pestañas con tu rizador de metal y tardarás más o menos unos 3 minutos. Cuando vayas a utilizarlo asegúrate de que tus pestañas están limpias, completamente libres de rimmel, o cualquier crema. Si es necesario utiliza tu desmaquillador habitual pero deja bien seca la zona.


Para que el proceso sea más rápido y los resultados sean mejores, podrás aplicar con tu secador de pelo durante 5 segundos un poco de calor a la parte superior de tu rizador. De esta forma es calor permitirá curvar un poco más las pestañas. Ten cuidado y no te quemes, solamente es aplicar un poco de calor.

Abre el rizador, introduce las pestañas y sujétalas desde la raíz entre 10-30 segundos. No estires, ni aprietes demasiado fuerte, ni te des tirones, ya que puedes arrancarte pestañas. Realiza este proceso con suavidad y con la presión necesaria. A continuación repetirás el mismo proceso en el otro ojo. Acuérdate que deberás reemplazar las almohadillas de tu rizador metálico cada 2 meses aproximadamente y mantenerlo siempre limpio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *