Secretos del eyeliner


Las mujeres tenemos en el Eye liner un aliado imprescindible de nuestro maquillaje que puede dar a nuestra mirada un toque sofisticado, sensual o magnético, pero mal utilizado también puede hacer que nuestros ojos se empequeñezcan hasta casi desaparecer del rostro. Por ello te mostramos una serie de trucos para sacar todo el partido al delineador.

Cuando te lo apliques, si te falla el pulso, lo mejor es que te apoyes con los codos en una superficie rígida, como una mesa, utilizando un espejito para ver el resultado. De ese modo la línea quedará recta y no aparecerán “dientes” a lo largo del recorrido de la misma.

Si quieres hacer que tus ojos parezcan más grandes, puedes utilizar el delineador líquido.

Para ello, debes aplicarlo en el ojo sin nada de maquillaje. Comienza aplicándolo en las pestañas superiores, aplicándolo casi entre ellas, sin intentar hacer una línea recta, como si trazaras una línea de pequeños puntitos. Con ello no sólo conseguirás agrandar tu mirada, sino que además tus pestañas parecerán más tupidas en su base. A continuación aplícate el rímel y ya sólo te queda disfrutar del resultado.

Si quieres destacar los ojos, pero al mismo tiempo con un acabado natural, lo mejor es que elijas un delineador marrón. Para ello primero aplica la sombra de ojos y después, sujetando el párpado para que esté tenso, aplica el delineador desde el interior del ojo. Utiliza primero un lápiz delineador y a continuación traza una línea con un delineador líquido sobre la primera.

Para completar el maquillaje, aplica una sombra de ojos o lápiz de ojos sobre los párpados inferiores. No los cubras enteros, sino sólo hasta la mitad del párpado. Para terminar puedes difuminarla un poco con el dedo para que el resultado sea más natural y al mismo tiempo magnético.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *