Smokey eyes en azul


Nada mejor para enmarcar y resaltar nuestra mirada que un look smokey eyes para los ojos. Cuando queremos lograrlo, habitualmente utilizamos el negro y el gris, pero si no queremos dar tanto dramatismo e intensidad a nuestra mirada o si queremos dar un toque más colorido a nuestro maquillaje podemos decantarnos por un look smokey eyes en azul.

Para lograr este look necesitaremos tres colores de sombras azules, una muy clarita, otra de tonalidad media y una azul oscuro, además de un delineador azul oscuro, otro negro y máscara de pestañas negra.

Comenzamos delineando el párpado superior con el delineador azul oscuro, bordeando la línea de las pestañas. A continuación, aplicamos el tono medio de azul también en el párpado móvil. Una vez aplicado, lo difuminamos hacia el arco debajo de la ceja, difuminando también un poco el delineador, pero sin emborronar demasiado la mirada. Dejamos sin cubrir la parte que está justo bajo el arco de la ceja, donde aplicaremos la sombra en tono más claro de azul.

Después de aplicarla difuminamos de nuevo, de forma que no sea visible la transición de un color a otro, sino que estas queden muy difuminadas, ya que éste es el secreto de unos smokey eyes perfectos.

A continuación, aplicamos la sombra azul oscuro más fuerte en el borde de las pestañas del párpado móvil, y difuminamos hasta la mitad del párpado, difuminándolo con el color azul intermedio que hemos aplicado antes.

Si te sientes satisfecha con el resultado, puedes dejar este look, pero si prefieres darle un poco más de intensidad a la mirada, aplica el delineador negro en el párpado inferior y superior, pero haciendo una línea muy fina, porque, de lo contrario, los ojos quedarían demasiado recargados.
Finalmente, aplica una máscara de pestañas y tendrás un look smokey eyes en azul perfecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *