Smoky eyes en dorado y negro


Si estás buscando un look para una noche de fiesta que te permita destacar tus rasgos y lograr un rostro atractivo y magnético, nada mejor que combinar el tradicional smoky eyes con unas sombras en dorado, que te proporcionarán una mirada profunda y sexy, ideal para deslumbrar a todos los asistentes.

Recuerda que, como en cualquier maquillaje smoky, al estar centrado en los ojos, en los labios y pómulos apenas debes dar un toque de color para que no quede exagerado. Sabiendo esto, ya sólo queda ponerse manos a la obra para maquillar nuestros ojos como una profesional:

Comienza aplicándote unos polvos compactos en los párpados como base, para disimular las arruguitas de los párpados y conseguir un maquillaje más duradero. Bajo los ojos, aplícate una capa de polvos sueltos para evitar que el maquillaje en negro acentúe tus ojeras o te manche.

A continuación, aplica una sombra beige en todo el párpado para unificar el tono de la piel y aplica un poco de sombra en tono vainilla en el lagrimal para iluminar el rostro. Aplica entonces la sombra dorada sobre el párpado móvil, cubriéndolo completamente. Si quieres que quede más intenso y destaque más, aplícala dando pequeños golpecitos con el pincel.

Delinea la línea de las pestañas superiores y haz lo mismo con la de las inferiores. Prolonga un poco ambas líneas y únelas en el extremo del ojo.

Para el siguiente paso necesitas una sombra negra, con la que debes dibujar de nuevo una línea sobre las pestañas superiores, y aplicar un poco bajo las inferiores. Difumina entonces la sombra hacia las sienes y un poco la que has aplicado bajo el párpado.

Aplica otro toque de sombra vainilla bajo la ceja para iluminarla y termina con dos capas de rímel, sin olvidar retirar los polvos sueltos que te pusiste bajo los ojos al principio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *