Sombra de ojos azul


La tendencia de llevar sombra de ojos azul tiene sus inicios en la época victoriana, cuando un tinte azulado en los párpados se consideraba hermoso (y el signo de un corazón inocente y débil). La mayoría de las mujeres se ven geniales con tonos neutros, como el hueso o marrones, pero el color azul es más brillante y resulta más difícil que quede bien. Aquí tienes algunos consejos sobre cómo aplicar este color.

-No todo el mundo puede salir con un color azul en sus párpados ya que como con cualquier maquillaje depende del color de tu piel e incluso del color de tu pelo. Ten cuidado si tus ojos son azules ya que según los expertos no es conveniente que la sombra de tus ojos coincida con el color de los mismos. No queda nada bien. Si por ejemplo, tus ojos son verdes los colores que mejor te quedarán son los morados y los lilas. Si tus ojos son marrones o negros el azul te quedará divino.

-La mezcla es la clave. Para un look moderno y suave, intenta colocar un color azul oscuro cerca de las pestañas con colores más brillantes más lejos. Evita que la sombra de tus ojos coincida con el color de tu ropa.


-Utiliza 2 sombras, una más clara y otra más oscura. Escoge un color azul suave para toda la zona del ojo y luego usar un azul más oscuro hasta el pliegue del ojo.

-Lo mejor será que no utilices tu delineador negro, es demasiado duro. En lugar de ello, intenta profundizar en la sombra con color azul más oscuro y busca un delineador azul que te dará un toque más chic.

-Intenta mantener tu cara “desnuda” una vez que hayas aplicado el color azul en tus ojos. Evita los colores en los labios, ya que compiten con el protagonismo del ojo y los colores podrían chocar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *