Sombras de ojos: ¿qué textura elijo?

sombras-ojos
A muchas personas, cuando se maquillan los ojos, les sucede que la sombra no les dura perfecta durante mucho tiempo. Esto puede producirse porque eligen mal la textura del producto. Y es que en el mercado podemos encontrar diferentes tipos de sombras de ojos, aunque las principales son en polvo o en crema. Cada una está indicada para una serie de efectos y de pieles. Son características que conviene conocer para sacar el máximo partido al producto y que permanezca intacto durante el máximo tiempo posible.

Sombras en polvo

Una de las ventajas de las sombras en polvo es que se difuminan y se mezclan con gran facilidad, siendo muy fáciles de aplicar y de conseguir buenos resultados, aunque no se sea una persona experta en maquillaje.

Además, en este tipo de sombras, existe también un mayor abanico de tonos e, incluso, de tamaños, lo que resulta ideal para aquellas que se maquillan más o menos y necesitan diferentes tipos de sombras.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que estás sombras en polvo no están indicadas para todo tipo de pieles. Por ejemplo, en el caso de las grasas, este tipo de producto aguanta menos sin cuartearse.

sombras-ojos

En crema

Las sombras en crema también son muy fáciles de extender y de aplicar. Además, tienen la ventaja de que no manchan los pómulos cuando se aplican porque no cae ninguna partícula sobre ellos.

Además, este tipo de sombras se pueden utilizar incluso como perfilador de ojos porque permiten hacer trazos muy precisos y definidos, dejando así aparcado a un lado el eyeliner o el lápiz de ojos.

Sin embargo, también tienen pros y contras. Por ejemplo, hay menos colores que en el caso de las sombras en polvo. Aparte, el resultado suele ser más opaco y menos irisado. El difuminado es más complejo porque son texturas más densas.

Y, en cuanto al tipo de piel, las personas con cutis graso deben optar por ellas porque se fijan mejor al párpado y no se cuartean tan fácilmente como las sombras en polvo.

Por su parte, las personas con un tipo de piel normal o seca pueden utilizar con buenos resultados cualquier textura de sombra de ojos, ya sea en polvo o en crema. La decisión depende del estilo de maquillaje elegido y de los efectos que se quieran conseguir.

Artículos relacionados:

Trucos para rejuvenecer los ojos con maquillaje en tres pasos

Un truco de maquillaje para cada tipo de ojos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *