Teñirse las cejas en casa


Cuando nos teñimos el pelo, sobre todo si lo hacemos en un tono mucho más claro que nuestro color de cabello natural, nos aparece el problema de que nuestras cejas contrastan mucho con el nuevo color del pelo. Solucionar esto es fácil, ya que sólo tenemos que teñirnos las cejas, pero debemos tener en cuenta que nunca deberemos usar tinte de pelo para ello, ya que contiene muchos productos químicos que podrían dañar nuestros ojos. Debemos utilizar tinte específico para cejas que se puede encontrar en cualquier centro de estética y peluquería.

Para teñir nuestras cejas necesitamos el tinte propiamente dicho y el activador del producto y debemos mezclarlos a partes iguales en un recipiente de plástico inmediatamente antes de utilizarlo, porque si lo preparamos y lo dejamos unas horas, el producto ya no será útil.

Después de limpiar las cejas con agua, para que no queden restos de maquillaje ni de crema, aplicaremos el tinte, tanto en el sentido del nacimiento del vello como en contra del mismo, bien con un pincel, con una espátula pequeñita o con un bastoncillo de algodón.

Una vez aplicado debes esperar cinco minutos exactos mientras el vello adquiere color. Puedes retirarte el tinte que haya caído sobre la piel con cuidado con un pañuelo de papel, pero sin tocar la ceja. Después retira el tinte teniendo mucho cuidado de que no te caiga en los ojos.

Ya sólo te queda limpiar la piel alrededor de las cejas, que aunque haya quedado oscura del tinte no te preocupes, ya que se limpia con facilidad y tendrás unas cejas perfectas.

El tinte también puedes utilizarlo si tus cejas se han decolorado con el paso del tiempo y quieres tenerlas de nuevo bien definidas. Es una buena idea, antes de teñirlas, recortar esos vellos rebeldes para que la forma de las cejas quede bonita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *