Tipos de pecas


Las pecas pueden localizarse en cualquier parte del cuerpo. Las zonas donde habitualmente salen más estas manchitas son en la cara y en los hombros, ya que estas partes del cuerpo son las que más se exponen a la luz solar. Las pecas pueden ser tratadas y cuidadas con cremas e incluso láseres pero, en algunos casos, estas vuelven a reaparecer una vez comienza la exposición al sol.

Normalmente, alguien que tiene pecas, suele tener un nivel inferior de melanina. Todas aquellas personas que tengan pecas, deben evitar largas exposiciones al sol y deben asegurarse un nivel elevado de protección solar. Debes saber que existen diferentes tipos de pecas. Una peca que es genética y puede ser vista de manera plana con un color entre marrón y rojo y que se desvanece durante el trascurso del invierno es una efélides.

Este es el tipo más común de peca y se pueden ver en personas que tiene un tono de piel clara. Como te comentábamos, se con el uso de la cantidad adecuada de protector solar, se puede limitar la forma en que este tipo de pecas se desarrollan cuando son expuestas a la luz solar. El otro tipo de pecas, bastante común, son las que se conocen lentigos.

De forma contraria a las anteriores, este tipo de pecas no desaparecen durante el transcurso del invierno. Se pueden formar cuando la piel se expone al sol durante largos períodos de tiempo. Estas pecas pueden ser muy frecuentes en las personas mayores. Si ves que tienes algún tipo de mancha en la piel, sea cual sea su tamaño o su color, lo mejor es que acudas al médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *