Tratar los piojos


Los piojos son pequeños insectos parásitos que prosperan en los tejidos muertos del cuerpo. Los piojos se instalan en el cuerpo y van poniendo sus huevos por el cuero cabelludo o en la región púbica. Estos bichitos son verdaderamente contagiosos pero, no son un peligro para nuestra vida. Son una gran molestia. Una buena higiene personal es una buena manera de evitar los piojos.

Los niños son muy propensos a padecerlos ya que en el colegio compartirán actividades y objetos que pueden transferirlos rápidamente. El único síntoma que se nota con los piojos es la picazón del cuero cabelludo o en la zona afectada. La necesidad de rascarse esa parte del cuerpo es primordial. A veces los huevos de los piojos serán visibles, a pesar de que son de color blanco y suelen ser un poco difíciles de detectar.

El tratamiento para los piojos puede ser una tarea complicada. Con el fin de conseguir que desaparezcan, la persona debe lavar la ropa de cama, su ropa, cepillos, y otros artículos personales que fueron utilizados mientras se estaba infectado. Todo debe ser desinfectado para asegurarse de que todos los huevos también desaparecen. Si esta parte del proceso se descuida, los huevos de los piojos, no morirán y más bichitos volverán a aparecer.

Para deshacerse de ellos, existen diferentes lociones y champús muy efectivos. Sigue las instrucciones que se especifiquen en el producto que finalmente compres. Para prevenir los piojos, una buena higiene es imprescindible. Mantener el cuerpo limpio con el uso de jabones antibacterianos y champús es un buen comienzo. Asimismo, no compartir artículos personales con los demás disminuye los riesgos de contraer piojos.

Cabello,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *