Trucos para conseguir un maquillaje natural

trucos maquillaje
Muchas veces por más que se sea muy hábil en la aplicación del maquillaje y se haya elegido bien el color, no se consigue el efecto que se desea, sobre todo, en aquellos casos en los que se quiere un acabado natural. Con unos trucos, se puede conseguir fácilmente.

Los consejos

Para que un maquillaje sea muy natural, lo mejor es elegir una base que sea del mismo tono exacto de la piel. Muchas veces se tiende a probar en la mano, pero lo más correcto es hacerlo en su dorso, en concreto, en la zona del pulso, porque el tono de esta parte es más parecido al de la tez.

Aún con todo, con su aplicación, no siempre se logra un resultado natural para lo que un buen truco es pasar un tisú por encima de la piel, de manera que se retire un poco de base y se consiga una mayor frescura, sobre todo, en la zona de lo alto de las mejillas y alrededor de la mandíbula para evitar el más mínimo efecto careta.

trucos maquillaje
Si el problema es que la base de maquillaje no dura mucho tiempo sin que se cuartee, la alternativa pasa por, una vez extendida, presionar con una esponjilla o con los dedos en las zonas más conflictivas, como suele ser bajo los ojos o alrededor de la nariz, de manera que se haga un gesto como si se quisiera meter el maquillaje bajo la piel.

Y, para que el blush quede más natural, la clave está en utilizar dos coloretes en lugar de uno para crear un ligero contouring. De este modo, se tiene que optar por un color nude, que sea dos tonos más oscuros que el de la piel y un rosa o coral o bien por un blush más polvos de sol.

El tono nude se tiene que poner para dar profundidad a las mejillas, mientras que el color más vivo se pone con tonos circulares en lo más alto de los pómulos y en la zona central. El toque final se hace con un iluminador en la zona de las sienes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *