Trucos para depilarse las cejas sin dolor

depilar-cejas
La depilación siempre tiende a ser algo dolorosa, aunque hay zonas que son más sensibles que otras como es el caso del rostro y de las cejas. Para evitar que sea un auténtico calvario, quitar aquellos pelitos antiestéticos, hay varias soluciones que hacen que el tirón se note muy poco, además de ayudar a retirar el pelo más fácilmente.

Los trucos

Las soluciones son diversas, siendo la mayoría de ellas caseras. Una de las mejores es utilizar clavo porque tiene un alto contenido de eugenol, que es un gran anestésico, aunque de origen vegetal. Con él, puedes hacer una sencilla crema, que se prepara machacando en el mortero varios clavos y unas gotas de alcohol, debiendo dejar macerar esta mezcla. Otra alternativa es poner en un algodón unas gotitas de su aceite esencial.

Pero, aún hay más remedios. Por ejemplo, uno de los más fáciles y sencillos es coger un cubito de hielo envuelto en una bolsa de plástico o en una tela de algodón, que se debe depositar un momento antes sobre la zona a depilar. El frío es un gran vasoconstrictor por lo que ayuda a calmar las molestias generadas por los tirones.

depilar-cejas
Otra alternativa es hacer una infusión de tila y aplicarla con un algodón sobre el área a depilar. Esta opción es muy beneficiosa para aquellas mujeres que quieren evitar el dolor y también facilitar que el pelo se retire más fácilmente, ya que con el calor se abre el poro y, de esta manera, el tirón es inferior.

Menos complicado todavía es comprar directamente en la farmacia una crema anestésica, siendo lo recomendable aplicar una pequeña cantidad en la zona. En estos casos, siempre hay que extenderla muy bien y hacer caso de las recomendaciones de uso, sobre todo, del tiempo que hay que ponerla sobre la piel antes de comenzar la depilación para que pueda hacer efecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *