Uñas de gel o porcelana: ¿qué es mejor?

manicura
En los últimos años, las uñas de gel se han impuesto a muchas manicuras, siendo una opción que es muy elegida entre las mujeres para lucir unas uñas 10. Sin embargo, hay otras alternativas que igualmente pueden ser válidas a la hora de hacerse la manicura. Son las uñas de porcelana. Las dos son opciones para aquellas personas a las que las uñas no les crecen sanas y bonitas, aunque hay diferencias. Ambas tienen ventajas e inconvenientes que aquí te contamos para que hagas la elección correcta.

Qué son las uñas de gel

Las uñas de gel son más fáciles de colocar que las de porcelana. No obstante, sí es cierto que requieren de una mayor habilidad porque tienen que manipularse más para conseguir un efecto natural.

Características uñas de porcelana

Las uñas de porcelana siguen siendo una de las opciones más empleadas junto con las de gel a la hora de hacer la manicura. Estas uñas pueden estar fabricadas en diferentes materiales, siendo muy habitual la fibra de vidrio. Esto es especialmente importante porque es un material bastante más delicado y más frágil que el gel, aunque quedan muy bien una vez colocadas.

Duración

En general, las uñas de porcelana suelen ser más resistentes, aunque dan más problemas si se rompen que las de gel, que son más fáciles de restaurar. Salvo esta diferencia, las dos manicuras suelen durar unos seis meses, pero siempre que se cuiden bien y se haga un mantenimiento adecuado.

manicura
No obstante, en la duración de la manicura influye un factor: la longitud de la uña. Cuanto más cortas se lleven, más fácil será que se mantengan en perfecto estado durante más tiempo.

Mantenimiento

Además de evitar golpes y gestos bruscos que puedan hacer que la uña se rompa, lo único de lo que hay que preocuparse para mantener estas manicuras en perfecto estado es de lavar siempre las manos con un jabón neutro y aplicar un gel antibacteriano que no se aclare para evitar riesgos de infección.

Precio

En cuanto al precio, se observan más diferencias entre ambas uñas. Las de porcelana son más caras por el proceso que llevan para su colocación, costando en torno a unos 60 euros de media.

Por el contrario, las de gel son más económicas y su precio oscila entre los 20 y 30 euros, en función de si se quieren añadir más elementos decorativos, así como del centro en el que se haga la manicura.

Artículos relacionados:

Tipos de manicura. ¿cuál elijo?

Tipos de manicura. ¿cuál elijo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *