Uvas para cuidar tu belleza


Para una alimentación completa y equilibrada debemos consumir al menos tres piezas de fruta al día. Sin embargo, si quieres convertir esta ingesta de fruta en un verdadero tratamiento de belleza para tu piel, no dudes en tomar un puñado de uvas al menos una vez al día. Hay muchas razones para ello y aquí te explicamos algunas:

Las uvas tienen un gran poder antioxidante que ayuda a combatir los radicales libres, que son los principales responsables del envejecimiento cutáneo, con lo cual, tomándolas, retrasamos el envejecimiento.

Las uvas tienen propiedades hidratantes, energéticas y protectoras para nuestra piel, por lo que le aportan una gran vitalidad, luminosidad e hidratación. Además, al ser ricos en azúcares, nos proporcionan alimento tanto para el cuerpo como para el cerebro, por lo cual es un alimento ideal en épocas en las que tengamos que realizar un esfuerzo físico o intelectual extra.

Todas las partes de la uva sirven para aumentar nuestra belleza. Su pulpa tiene una gran concentración de vitamina B3, azúcares y minerales como el magnesio, calcio, potasio o fósforo, además de otros oligoelementos que son necesarios para un correcto funcionamiento del organismo. Incluso en las pepitas puedes encontrar un aceite muy rico en ácidos grasos esenciales que tiene propiedades suavizantes e hidratantes, que sirven para reforzar la barrera natural que es nuestra piel.

Sin embargo, el auténtico tesoro cosmético lo encontramos en esa especie de raspa que queda pegada al racimo cuando quitamos las uvas, ya que es rico en polifenoles, que son un compuesto de la familia de los flavonoides cuya misión es impedir la oxidación natural y garantizar la mayor protección frente a los radicales libres, manteniendo la belleza y ju8ventud de nuestra piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *