Eliminar asperezas de la piel
El verano se acerca y, con él, el calor, lo que signifca que cambiamos nuestro vestuario de invierno por ropa más ligera y bañadores, poniendo en evidencia los defectos de nuestra piel que hasta ahora habían estado ocultos. Uno de ellos es esa “piel de gallina” con aspecto granulado que nos aparece sobre todo en brazos y piernas.

Ésto se produce sobre todo por la falta de lípidos cutáneos y por la deshidratación de la piel. Cuando la epidermis está muy seca y no se hidrata, el vello corporal se queda enquistado dentro de los folículos pilosos en lugar de salir a la superficie, con lo que se acumula queratina y la piel presenta ese aspecto granulado y áspero al tacto.

Las escamas y asperezas de la piel se producen pro la misma razón, avisándonos de que la piel presenta una gran pérdida de hidratación. La buena noticia es que no es difícil lograr que la piel recupere su tersura y suavidad. Para lograrlo, para comenzar, puedes combatir la piel de gallina y las escamas usando, después de la ducha y mientras tienes la piel aún húmeda, un producto exfoliante para la piel que te ayude a eliminar todas las asperezas. Después aplícate un poco de aceite corporal y espera a que se absorba por completo. Para terminar el tratamiento aplícate una crema corporal muy hidratante.

También puedes acudir a un centro de estética, donde existen muchos tratamientos para devolver la elasticidad a la piel. Puedes elegir uno que sea exfoliante y renovador, que normalmente comenzará con una exfoliación de sales minerales acompañada por un relajante masaje. Después nutrirán tu piel con productos antioxidantes y protectores, como la manteca de karité o productos que contengan vitamina E.