Acaba con la grasa en los brazos

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

quemar grasa brazos
Los brazos es otra de las partes del cuerpo de la mujer en la que es habitual que pueda acumularse grasa. Es un problema no sólo de salud, sino también estético porque impide que se puedan lucir, por ejemplo, camisetas sin mangas o de tirantes, quedando abocadas a la manga corta, la japonesa o la larga. Pero con la dieta y también con los ejercicios específicos se puede conseguir decir adiós a esa acumulación de grasa.

Ejercicios

Para eliminar la grasa de esta parte del cuerpo y tener los brazos tonificados hay que hacer un esfuerzo mayor porque una mujer no tiene tanta masa muscular como un hombre. De este modo, es muy importante ser constante con todos los ejercicios porque ahí está la clave del éxito. No es cosa de un día ni de dos.

Un ejercicio que es de gran ayuda es, estando de pie, extender bien los brazos formando una cruz con el cuerpo. Desde ahí, hay que hacer movimientos circulares, pudiendo mover los dos brazos a la vez. Primero hay que hacer los giros en un sentido y luego en el contrario.

quemar grasa brazos
Otro que es de gran utilidad es coger una pesa o bien un botellín de agua y poner los brazos pegados al cuerpo. Hay que hacer elevaciones, levantado el brazo hasta la altura de los hombros, de manera que quede en línea recta. En este movimiento, es conveniente contraer el bíceps, mientras se va relajando al bajar otra vez hasta la posición inicial. Primero se hace con un brazo y luego con el otro.

Para trabajar el tríceps y la parte interna del brazo, que es muy propensa a la flacidez, hay otro ejercicio específico. Puedes ayudarte de una silla, pero tienes que tenerla bien colocada para que no se mueva nada. Es muy importante. Una vez la tienes en la posición correcta, siéntate en el borde, poniendo las manos mirando hacia adelante y con los talones apoyados en el suelo. Desde esa posición, tienes que dejar de estar sentada, de manera que solo te apoyes con las manos y los pies para lo que debes flexionar los codos y luego extenderlos como si fueras otra vez a sentarte. Este ejercicio es más duro, sobre todo, al principio, pero es muy efectivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *