Aceites esenciales para los problemas de la piel


La vida de la práctica totalidad de las mujeres está regida por el estrés. El trabajo, la casa, ocuparse de su familia si es el caso, todo ello supone que tengan que ir corriendo de un lado para otro, sin tiempo apenas para tomarse un respiro. Si este ritmo se repite a lo largo del tiempo, aparecerán problemas en la piel como el acné, la sequedad en la piel o incluso eccemas y psoriasis. Estas dolencias, además de ser rebeldes a los tratamientos, restan belleza al aspecto de nuestra piel, debido a la sequedad, puntos negros, espinillas, etc.

Si el problema es muy agudo, lo más aconsejable es acudir al dermatólogo, pero si no es así tenemos en la aromaterapia una aliada incontestable a la hora de resolver estos problemas.

Las plantas nos proporcionan gran cantidad de aceites naturales que podemos emplear, no sólo por sus poderes relajantes sobre nuestra piel, sino porque también pueden ejercer otros beneficios sobre ellas, como actuar como antisépticos y bactericidas, cualidades que permiten que nuestra piel recupere su salud y su belleza.

Uno de los aceites esenciales que más propiedades bactericidas tiene es el extraído del árbol de té, y por ello es ideal si sufrimos acné, ya que nos ayudará a eliminar las toxinas y la suciedad de la piel, limpiándola y contribuyendo a que desaparezcan las espinillas y los puntos negros. Aplicándolos en las zonas en las que tenemos acné, lograremos grandes resultados.

El aceite de lavanda y el de menta tienen propiedades relajantes, por ello están especialmente indicados para tratar otras dolencias de la piel estrechamente relacionadas con el estrés como son la sequedad en la piel, el eczema y la psoriasis.

Bastará que agreguemos algunas gotas al agua del baño para disfrutar de un momento de relax al tiempo que cuidamos y curamos nuestra piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *