Aceites naturales para cuidar la piel del rostro


La cosmética natural hace que tengamos a nuestro alcance muchos productos que nos ayuden a cuidar nuestra belleza de modo saludable, aprovechando todas las propiedades de los productos naturales. Por ello, aparte de las cremas que compras habitualmente en las tiendas, puedes complementar dichos tratamientos con otros productos que protegen tu piel relajándola al mismo tiempo, logrando así un look más joven y radiante.

En los que al rostro se refiere, puedes utilizar los aceites faciales naturales, que, al aplicarlos, nutren tu piel y la protegen de las impurezas. El momento ideal para aplicarlas es por la noche, después de desmaquillarnos para evitar que nos aparezcan manchas en la piel. Como son productos muy densos no deberemos aplicarlos todos los días, sino tan sólo una vez a la semana, y ese día prescindiremos de nuestra crema habitual. Si aún no has cumplido los cuarenta años y te apetece comprobar sus efectos, es mejor que te apliques antes una loción hidratante de modo suavices sus efectos en la piel.

Si tu piel es bastante seca y quieres nutrirla sin llenarla de grasa, lo mejor es el aceite de almendras, que te proporcionará tersura y tonificación. Como se absorbe rápidamente puedes utilizarlo también como loción desmaquillante.

Si por el contrario tu piel tiene un exceso de grasa, elige el aceite de menta. Si lo combinas con el aceite de almendras y lo aplicas sobre la piel del cuerpo tu piel se relajará de inmediato. Y si has sufrido una contractura muscular, el aceite de menta te producirá un alivio inmediato.

Si sufres de acné, lo mejor son unas gotas de aceite de avellana. Tiene propiedades astringentes, por lo que proporciona firmeza a los tejidos.

Y un remedio que seguramente ya conoces pero que no está de más recordar: para evitar las patas de gallo, nada como el aceite de aguacate.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *