Aceites para nutrir tu cabello


Una de las mejores opciones con las que contamos para nutrir y cuidar nuestro cabello son los aceites vegetales. Tenemos una gran variedad de ellos a nuestro alcance, por lo que podemos elegir el más adecuado para nosotros según nuestro tipo de cabello y la problemática que queramos tratar.

El aceite de coco es perfecto si tenemos el cabello seco por su alto poder hidratante, y también nos resultará de gran ayuda si lo que queremos es combatir la caspa. Sus propiedades nutritivas lo hacen perfecto para fortalecer nuestro cabello si lo tenemos débil o quebradizo. Lo mejor es utilizarlo como acondicionador de forma habitual, masajeando el cuero cabelludo cuando lo apliquemos y aclarándolo bien.

El aceite de nueces o de avellana conserva las mismas vitaminas que los frutos secos a partir de los cuales se elabora. Por ello su uso es aconsejable cuando sufrimos alguna carencia de vitaminas o minerales que influye negativamente en nuestro cabello, volviéndolo débil, ya que contribuyen a fortalecerlo.

El aceite de oliva no sólo contribuye a que nuestra gastronomía sea saludable y deliciosa, sino que también podemos utilizarlo para aportar un brillo extra a nuestro cabello y, si tenemos las puntas abiertas o estropeadas, se convierte en un remedio casi milagroso.

Si tienes un cabello rebelde o con tendencia a esponjarse, es aconsejable que tengas aceite de argán siempre a mano cuando te peines. Además de proporcionar una suavidad extrema al cabello, su textura ligera lo hace perfecto para controlar el frizz y evitar que nuestro peinado se arruine en el momento en que salimos a la calle.

La manteca de Karité, originaria de África, es el tratamiento más completo para tu cabello, ya que lo nutre, lo repara y lo protege de las agresiones externas. Para poder aplicarlo en el cabello, debemos tomar una nuez de producto y frotarla entre las manos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *