Agua mineral para un rostro más bello

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El agua mineral no solo sirve para refrescarte cuando tienes sed. Seguramente ya conocerás los beneficios de beber agua para depurar las grasas del organismo, pero puede que no sepas que lavarse con agua mineral es también sinónimo de conseguir una piel más tersa y en definitiva, mantener el rostro bello.

Y es que el agua mineral tiene componentes que se encargan de hidratar tu rostro de manera natural. Sus beneficios son múltiples. Conforme se van cumpliendo años a las mujeres les preocupa sobre todo la flacidez de la piel. Las arrugas comienzan a arreciar y el rostro ya no es tan terso como años atrás. El agua mineral te ayuda a corregir la flacidez, las imperfecciones y a eliminar las espinillas. ¿No te lo crees? Prueba con los siguientes consejos de utilización.

Palmaditas en el rostro

Para que el agua minera tenga un efecto más duradero y efectivo sobre la piel tiene que estar fría cuando se aplique. Seguro que alguna vez has escuchado a mujeres de edad avanzada hablar sobre ducharse con agua fría incluso en otoño. Ahora entenderás por qué lo hacen y porqué a pesar de la edad hay mujeres que mantienen la piel tersa y suave como si tuvieran veinte años.

Antes de echar el agua en la cara, límpiala bien. Puedes usar un jabón neutro o una leche limpiadora. Los efectos son mayores cuando la piel está impoluta, ya que el agua penetra mejor en los poros.

Este tratamiento natural no consiste en aplicarlo como si te estuvieses lavando la cara. Tienes que echarte el agua al tiempo que das unas suaves palmaditas en el rostro, sobre todo cuando te vayas a maquillar después. Esto ayuda a fijar mucho mejor el maquillaje.

Por último, antes de ponerse cualquier mascarilla para completar el ritual de belleza límpiate bien las aletas de la nariz y el contorno de ojos. Como se trata de zonas sensibles, hazlo con un algodón mojado en agua natural o con un pincel.

Rostro, Tratamientos,
>

También te puede interesar...

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *