Pelo negro


Si tu color de pelo es bastante claro (rubio, castaño claro…) y estás pensando en un cambio de look, que te parece cambiar el color de tu pelo drásticamente. Podrías lanzarte y teñir tu pelo de negro.

El pelo negro puede conseguir que tu imagen cambie totalmente. Podrías pasar por ser una gótica o, tal vez, una perfecta muñeca oriental. No todo el mundo se atreve a teñirse el pelo de negro aunque una vez que dan el paso y ven los resultados, muchas suelen repetir. De todas formas antes de tomar la decisión consulta con tu estilista habitual.


Para teñirte por primera vez, lo mejor es que elijas un color marrón oscuro-negro ya que la primera vez no es aconsejable que te tiñas con un color negro carbón. Acuérdate siempre del color de tu piel. Si tu piel es oscura el color negro puede hacer que tus facciones parezcan más duras. Si por el contrario tu color de piel es muy pálido podrías parecer incluso un poco enfermiza.

Si te acostumbrabas pronto a tu nuevo color oscuro (primero prueba el marrón oscuro-negro) espera unos meses para teñirte de nuevo para que tu pelo no sufra de forma muy seguida y atrévete con el color negro para dejar a todos impresionados con tu nuevo look. Algunas de las estrellas que se han atrevido a teñirse de negro son: Angelina Jolie, Ashlee Simpson, Britney Spears y Dita Von Teese. Drásticamente pasaron a ser unas rubias monas a ser unas chicas más agresivas.

Alisado japonés


El pelo es una de las partes de las mujeres que más nos preocupa, ya que según su forma y color proporciona una u otra luminosidad a nuestro rostro, provocando cambios realmente radicales a nuestra imagen.

Normalmente a las personas que tienen el pelo liso por naturaleza les gustaría tenerlo rizado o con volumen. Por el contrario, las que lo poseen rizado o ondulado lo preferirían liso, en definitiva, que nunca nos conformamos con lo que tenemos cada uno.

Para aquellas personas que deseen tener un pelo liso sin necesidad de tener que pasarse la plancha cada día, lo idea es realizarse un “alisado japonés”, que además está de moda.

Pasos para conseguir un alisado japonés:

1- Cuando vas a la peluquería, lo primero que te hacen es lavarte el pelo y secártelo.

2- A continuación, aplican un producto que endurece el cabello de color blanquecino. A la vez que aplican este producto van cepillando el pelo de forma recta para evitar que el pelo coja formas indeseadas. Estos productos químicos provocan la ruptura de los puentes de cisterna que son los encargados de dar forma al cabello.

3- Se deja reposar durante 30 minutos y se lava de nuevo.

4- Una vez lavado, y con el pelo todavía húmedo se vuelve a aplicar otro líquido neutralizante a la vez que se cepilla manteniendo una línea recta.

5- Pasados unos minutos y sin aclarar, se procede a secar el pelo y peinarlo estirándolo.

6- Seguidamente te pasan un plancha por todo el cabello.

7- Por última vez te vuelven a lavar el pelo, secar y plancharlo y ya estarás lista para lucir un pelo liso

Lo que es importante es que las 48 horas siguientes de realizar de alisado no nos lavemos la cabeza, ni nos pongamos pinzas en el pelo, ni coletas, ni ningún accesorio que pueda modificar la forma del cabello.

La verdad es que los efectos son muy duraderos y efectivos.