Cejas más gruesas y bien definidas en tres pasos

cejas
Desde hace algunos años se ha puesto la moda tener unas cejas más gruesas y muy bien definidas y delineadas. Hay personas que nacen con ellas, aunque lo habitual es no tenerlas, siendo necesario hacer algunos retoques que, a veces, son más complicados cuando se tienen excesivamente finas o se ha abusado de la depilación. En todo caso, con tres sencillos pasos se puede conseguir lucir unas cejas espectaculares.

Diseña

Para tener unas cejas más gruesas y bien definidas es muy importante el diseño. No importa si se tienen más finas o no, la clave está en darles la forma correcta según el rostro. Para conseguirlo, se debe trazar con un lápiz una línea en la base de la ceja, comenzando desde la zona que está próxima al tabique nasal para terminar en el área que está próxima a la sien.

Luego hay que dibujar una línea paralela en la parte superior, que va desde la zona interior de la ceja hasta el otro extremo. Con estas líneas, ya está determinado el espacio de lo que van a ser las cejas.

Rellenar

En el caso de que no se tenga suficiente pelo en las cejas o se quieran hacer más gruesas, el siguiente paso es rellenar de acuerdo con las líneas que se han trazado. Es una forma también de camuflar posibles imperfecciones.

cejas
Este relleno se puede hacer de diferentes formas. Una de ellas es con un lápiz específico para cejas que tiene que tener un color lo más parecido al pelo natural. También se pueden emplear productos en polvo, como si fueran sombras de ojos pero que son específicas igualmente para esta zona del rostro.

A continuación, se debe pasar un cepillo para peinarlas en la dirección de su crecimiento natural. En ocasiones, será necesario utilizar las tijeras para recortar los pelos que sobresalgan de la zona delimitada.

Depilación

Y no hay que olvidarse tampoco de la depilación de las cejas. Con unas pinzas, se tienen que ir quitando los pelos que sobresalen en la dirección de su crecimiento. Para asegurarse antes de eliminarlos, una buena opción es cepillar primero y retocar con el lápiz para que vayan quedando perfectas.

Finalmente, puedes aplicar un gel de cejas o fijador para que los pelos queden siempre en su sitio. Su aplicación es sencilla, ya que tan solo hay que dar pequeños toques hacia arriba y en dirección hacia el exterior.

Artículos relacionados:

Cejas: ¿qué forma me favorece?

Consejos para unas cejas perfectas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *