Champús naturales para el cabello graso


Cuando tenemos el cabello graso cuesta mucho mantenerlo limpio y brillante, ya que al poco tiempo de lavarlo, parece estar sucio de nuevo. El problema es que, si lo lavamos demasiado a menudo o con productos que no son adecuados, aumentaremos la cantidad de grasa y agravaremos así el problema. Para evitarlo, podemos recurrir a los champús formulados con ingredientes naturales que, además de no irritar el cuero cabelludo, nos van a ayudar a equilibrar y disminuir la grasa del cabello. Aquí te presentamos algunos de ellos para que los pruebes:

Champú de bergamota: Para prepararlo necesitas tres cucharadas de glicerina, una taza y media de copos de jabón de Marsella o vegetal, tres cuartos de taza de alcohol, tres tazas de agua caliente y una cucharada de aceite de bergamota. Disuelve el aceite en el alcohol y cuando se haya licuado, añade la glicerina.

A continuación deshaz el jabón en el agua e incorporar esta mezcla a la primera, batiendo para que todos los ingredientes se mezclen bien. Deja que se enfríe, ponlo en un recipiente de cristal y utilízalo como tu champú habitual.

Champú de menta y salvia: Necesitarás dos cucharadas de hojas de menta piperita seca, dos cucharadas de hojas de salvia seca y dos vasos de champú neutro. En un recipiente con agua, cuece la salvia y la menta durante quince minutos. Cuando la preparación se enfríe, cuélala y mezcla el líquido resultante con el jabón y ya tienes listo tu champú para cabello graso.

Champú seco: Es ideal para salir de un apuro cuando no podemos lavarnos el cabello. Sólo tienes que poner en el pelo, no en el cuero cabelludo, un poco de harina de maíz y cepillarte. De ese modo, la harina absorberá la grasa y la suciedad y tu pelo aparecerá más limpio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *