Champús naturales para el cabello rizado


Pocas cosas conceden tanto atractivo a una mujer como tener un bonito pelo rizado u ondulado, brillante y lleno de salud. Sin embargo, este cabello tiende a ser seco y a quebrarse con facilidad. Por ello, al lavarlo debemos utilizar productos lo más naturales posibles, para cuidarlo y evitar que se vuelva aún más frágil, sobre todo si el rizo no es natural, sino que lo logramos mediante permanentes, pinzas de calor, etc.

Si te gusta disfrutar de la belleza natural, aquí te presentamos una serie de recetas de champús naturales que puedes hacer tú misma en casa:

Champú de aloe vera: Para prepararlo necesitas medio litro de champú de ph neutro, un tallo grande de aloe vera fresco, un cuarto de taza de infusión, concentrada, de salvia y un cuarto de taza de vinagre de manzana. Comienza preparando la infusión de salvia, dejándola reposar lo más posible para que esté bien concentrada.

A continuación, lava bien el aloe vera y extrae la pulpa. Pon en un recipiente la infusión de salvia, el aloe vera y el vinagre de manzana y bátelo todo hasta que consigas una pasta homogénea. Para terminar, sólo tienes que añadir el champú neutro y ya tienes listo el champú.

Recuerda que, para cuidar el cabello rizado, es aconsejable lavarlo con agua templada, nunca caliente, y aclararlo bien para eliminar cualquier resto de producto.

Champú de manzanilla: Necesitarás cuatro bolsas de té de manzanilla o un puñado de flores de manzanilla fresca, cuatro cucharadas de escamas de jabón puro y una cucharada y media de glicerina. Pon las bolsas de manzanilla en una taza y media de agua hirviendo durante diez minutos. Pasado este tiempo, añade el jabón y déjalo reposar hasta que el jabón se ablande. Añade la glicerina, mézclalo todo bien y ya tienes un champú suave que puedes utilizar a diario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *